Publicado: 11 de Abril de 2018

Los murciélagos serán protegidos en Leganés porque se quiere que funcionen como control natural de plagas como la procesionaria del pino o los flebótomos, insectos que transmiten la leishmaniosis. Se trata de un novedoso programa decontrol de plagas a través del uso y colocación de cajas refugio para estos animales. De esta forma, se evitará el uso de insecticidas y otros productos químicos sobre terrenos agrícolas, parques y jardines, acabando con los efectos nocivos para la salud y el medio ambiente. En total se han instalado 20 cajas refugios en toda la ciudad. Según Gregorio Pinto, técnico de Medio Ambiente de Leganés, asegura que hasta este otoño no se podrá comprobar la efectividad real de la medida, pero  es una apuesta que en la naturaleza funciona.

En Leganés está presente el murciélago común. Los expertos recuerdan que la hembra en época de lactancia es capaz de ingerir una media de hasta 3.000 insectos en una sola noche, dos tercios de su propio peso.

Las plagas que se podrían contener a través del murciélago serían la galeruca del olmo, un escarabajo volador que aparece al brotar las hojas de este árbol, por el mes de mayo y permanece hasta noviembre. También el flebótomo, un pequeño mosquito que transmite la leishmaniosis que afecta a perros, gatos, liebres y también humanos, en algunos casos llegando a causar la muerte. Asimismo,controlarían la procesionaria del pino, una mariposa nocturna que aparece entre junio y septiembre.

Esta iniciativa se ha puesto en marcha en colaboración con la Asociación Española para la Conservación y el Estudio de los Murciélagos (SECEMU).


Fuente: Cadena Ser