Publicado: 11 de Enero de 2016

Las condiciones de extrema sequía desde el año 2013 han sido el detonante de la aparición de plagas en masas forestales de la región, principalmente la zona litoral entre Águilas y Cartagena, el Valle del Guadalentín y su confluencia con el Segura, Sierra Espuña y las zonas de los montes de Ricote. La consejera Adela Martínez Cachá, ha indicado que se ha actuado sobre 9.200 hectáreas para luchar contra la plaga de perforadores, unos insectos que han proliferado por la sequía.
Martínez Cachá también ha informado que se ha actuado sobre otras 2.000 hectáreas de masa forestal para luchar contra la procesionaria, una plaga que no es nada habitual tenerla presente en esta época del año, pero que ha proliferado por culpa de las altas temperaturas.
Aunque se está trabajando en la lucha contra estas plagas la consejera reconoce que todavía no están controladas. Para estos trabajos se han invertido cerca de dos millones y medio de euros. Los municipios más afectados por estas plagas son Lorca, Totana, Alhama de Murcia, Librilla y Murcia.

Fuente: Cadena Ser