Publicado: 10 de Abril de 2016

El centro europeo para el control y prevención de enfermedades (ECDC) y la autoridad europea de seguridad alimentaria (EFSA) informan de la rápida evaluación del brote de infección por Escherichia coli productor de toxina Shiga (STEC), asociado con el síndrome urémico hemolítico (HUS) y que afectó a niños, en su mayoría jóvenes, durante los meses de febrero y marzo en Rumania. Italia informó a su vez de un caso de HUS con una relación epidemiológica con Rumanía el 21 de marzo de 2016. En total, 25 casos han sido identificados como asociados con este brote en varios países, de los cuales 19 desarrollaron síndrome urémico hemolítico y tres de ellos murieron.

La información recogida de los pacientes apunta hacia un establecimiento de transformación de leche de Rumanía como una posible fuente de infección. Varias cepas de STEC se han identificado hasta ahora, y es posible que múltiples fuentes de contaminación han contribuido a este brote.

“La información recogida de los pacientes apunta hacia un establecimiento de transformación de leche de Rumanía como una posible fuente de infección”

La retirada de los productos alimentarios sospechosos ha sido llevada a cabo por las autoridades de seguridad alimentaria en Rumanía, Italia y otros países que han importado los productos alimenticios sospechosos. Sin embargo, los elementos potencialmente contaminados todavía podrían estar presentes en los hogares. Dado que aún no se ha identificado la fuente exacta de la contaminación, los casos posiblemente ligados al este brote puede ocurrir en Rumanía y en aquellos países de la UE a la que los productos alimenticios implicados han sido distribuidos.

Para reducir al mínimo la propagación de la infección e investigar los posibles nuevos casos con prontitud, el ECDC y la EFSA recomiendan a los Estados miembros de la UE que consideren ampliar la monitorización de HUS y los casos de STEC. Además, si los nuevos casos que puedan estar relacionados con el brote son identificados, estos deben ser reportados al sistema de información de inteligencia epidémica de enfermedades en alimentos y agua (EPIS-FWD).

La investigación de la dimensión europea de este brote de origen alimentario en varios países ha demostrado el valor añadido de la colaboración entre las autoridades rumanas e italianas de salud pública y de los alimentos, así como el ECDC y la EFSA para permitir la evaluación de riesgos y la respuesta apropiada.

Informan: ECDC/EFSA


Sergio González Domínguez

Servicio de Informática y Comunicación
Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (VISAVET)
Universidad Complutense de Madrid


AGC-Control de Plagas