Publicado: 23 de Marzo de 2015

Las abejas, insectos con alas de la súper familia Apoideas, ordenHymenoptera, pueden ser encontradas  en todo el mundo.
Existen más de 20.000 especies documentadas de abejas.
La Chalicodoma Pluta, es la más grandes de estas criaturas: mide 1,6 pulgadas de largo, mientras que La Perdita Mínima, la más diminuta de la abejas, mide solamente 0.07 pulgadas de largo.
Las abejas pueden ser de color negro o café, con rayas rojas, amarillas o azul brillante.
Algunas abejas se distinguen por su capacidad para producir una gran cantidad de miel.
Todas la abejas tienen vello, un rasgo físico esencial para colectar y recoger el polen. La presencia de flores y vegetación suele indicar simultáneamente presencia de abejas: no existe un insecto tan importante como la abeja en cuanto se refiere a la polinización.
Muchas especies de abejas hembras poseen una fila de cerdas en sus patas traseras que forman una canasta vacía. Cuando la abeja se posa sobre una flor, los granos de polen son recogidos en la canasta y en sus cerdas.
La polinización cruzada ocurre cuando los granos de polen desplazados son distribuidos en los pistilos de las flores fértiles cuando las abejas se posan sobre ellas.Aunque sólo ciertas abejas hembras tienen la habilidad para transferir el polen, todas las abejas pueden chupar el néctar de las flores mediante el uso de su aparato bucal. Este néctar es su principal fuente de alimento.  El polen es el sustento para las abejas adultas y las larvas, ya que contiene proteínas y otros nutrientes necesarios para su supervivencia.
Las abejas poseen un órgano que convierte el néctar en miel. Según la especies, este néctar es almacenado dentro de las colmenas o las colonias.Mientras que algunas especies de abejas son solitarias, otras especies, como las abejas de la miel y los abejorros, son sociales.
Las colonias de las abejas están conformadas por tres castas: obreras, zánganos y reinas. La abeja reina se aparea y pone huevos durante toda su vida. Las reinas pueden vivir hasta cinco años, pero la mayoría sólo vive de dos a tres años. El único rol de las abejas zánganos es fertilizar a la reina y mueren poco después de haber cumplido con su misión. Las abejas obreras desempeñan una variedad de tareas necesarias para la supervivencia de la colmena.
Debido a la cantidad de trabajo que realizan, su promedio de vida es, por lo general, de tan sólo seis semanas.

Fuente: Orkin.

Control de Plagas Madrid. AGC